Sagan: agradeció el reconocimiento del público por el esfuerzo realizado en la sexta etapa de la Tirreno-Adriático.

“El ciclista eslovaco quedó segundo en la sexta etapa de Tirreno-Adriático tras una gran remontada y agradeció el reconocimiento del público por el esfuerzo realizado”.

La sexta etapa de la Tirreno-Adriático nos dejó dos protagonistas en la meta de Fano. El primero fue Marcel Kittel, que logró su segunda victoria en la prueba tras mostrarse intratable al sprint. El otro protagonista de la jornada fue Peter Sagan, que logró finalizar segundo tras una espectacular remontada que le valió el reconocimiento del público. “Los fans han apreciado el esfuerzo y mi habilidad, por lo que estoy muy feliz de hacer esto por ello. No me importan las victorias, se trata de dar espectáculo”,

Sagan logró salvar de forma acrobática la caída que se produjo a 8 kilómetros de meta en la que Fernando Gaviria fue uno de los más afectados. Sin embargo, no fue el único percance del eslovaco en este tramo final, ya que también tuvo que cambiar de bici después de que su rueda resultase dañada en la caída masiva y, durante su persecución y en la lucha por ganar posiciones en el pelotón, Sagan también dejó muestras de sus habilidades sobre la bicicleta como la trazada que hizo en una rotonda, en la que se subió a la acera para delantar varias posiciones antes del sprint.

El propio Sagan valoraba de esta forma a través de su página web cómo afrontó estos últimos kilómetros frenéticos de la etapa. “Estábamos bien posicionados en los últimos kilómetros pero, desafortunadamente, se produjo una caída delante de mí y para evitar caer a la carretera tuve que frenar muy fuerte. Los corredores que venían detrás chocaron conmigo y mi rueda trasera resultó dañada, por lo que tuve que cambiarla. Logré regresar al pelotón para disputar el sprint final pero gasté muchas energías. Es ciclismo y hay cosas que no puedes controlar en una carrera”.