Los mejores Tips y consejos para ciclistas

Tanto si haces ciclismo para complementar tus carreras, si es una forma de relajarte o si es tu deporte favorito, el ciclismo aporta montones de beneficios. Y si lo haces bien puedes entrenar casi cada músculo del cuerpo. El entrenamiento de cardio regular ayuda a los músculos a quemar más grasa. Y, a diferencia de correr no tienes que cargar con el peso de tu propio cuerpo mientras vas en bici. Esto no sólo es bueno para las articulaciones, ¡sino que además es muy divertido!

Subirte a la bici no sólo activa los músculos de las piernas, también implica los músculos abdominales y los de la espalda para proporcionar estabilidad. Además, sujetarte al manillar hace que también trabajen los hombros y los brazos. Los músculos se vuelven más eficientes y esto hace que las tareas del día a día sean más fáciles. El ciclismo es un gran suplemento para tu entrenamiento de correr. Pero también es un buen deporte para principiantes, ya que puedes entrenar durante un tiempo relativamente prolongado y a baja intensidad, lo cual te hace adquirir una buena base.

 

Los beneficios del ciclismo para el corazón

Además el ciclismo también tiene montones de beneficios para el corazón y el sistema cardiovascular. El ejercicio regular hace que el corazón lata mucho. Esto no sólo es bueno para la circulación, sino que con el tiempo también reducirás tu frecuencia cardíaca en reposo y al hacer ejercicio. Esto quiere decir que el corazón no tiene que hacer tantos esfuerzos cuando haces actividades físicas. Las sesiones en bici intensas también son buenas para el corazón porque mejoran la circulación sanguínea.

Prepárate para tu siguiente sesión de ciclismo con los siguientes consejos:

 

1. Elige bien tu bicicleta

Bici de montaña, de carretera, de excursión… Elige la que te venga mejor. Si le he posible consulte un experto que le pueda ayudar a elegir una bicicleta acorde con su necesidad y el tipo de actividad que desea llevar a cabo.

2. Pon a punto la bici y protege las articulaciones

Sí, el ciclismo es un deporte suave para las articulaciones. Pero eso sólo es verdad si la bicicleta se adapta al cuerpo. La posición del sillín debe ser cómoda y, si piensas hacer una actividad intensa, debes estar lo más derecho posible. Así aliviarás la carga en la espalda y te permitirá pedalear de forma más eficiente. Si el sillín está demasiado alto, las caderas se balancearán de lado a lado. ¿Estás pensando en comprarte una bici nueva? Entonces deja que los expertos te guíen en la tienda. ¿Ya tienes una y quieres volver a moverte con ella? Valla a la tienda y que alguien te ayuda a ajustarla.

3. Cómo empezar a ir en bici

Al principio es una buena idea que te ciñas a las rutas planas en las que tienes que pedalear todo el tiempo. Como regla de oro, siempre es mejor elegir una marcha baja y pedalear más que escoger una ruta con mucha resistencia para los comienzos. Así les permitirás a los músculos aguantar más. A medida que te acostumbres a pedalear, podrás atacar al ritmo de pedalada, cadencia o 90 rotaciones por minuto. La frecuencia cardíaca también es importante al principio. Con un ritmo fácil, la frecuencia cardíaca no debería exceder más del 60% – 70% de la frecuencia cardíaca máxima. La longitud del entrenamiento debería ajustarse a tu nivel de forma física.

 

4. La mejor postura para ir en bici

Toca los pedales con el metatarso del pie, no con la parte media. Las rodillas deberían ir paralelas al marco. Tener la postura correcta te ayuda a proteger las articulaciones y te permite sacar el máximo provecho de las pedaladas.

5. Cómo ir en bici con viento o según el tiempo

Asegúrese de que llevas la ropa adecuada. Manga corta o larga, con o sin mangas, con o sin chaqueta. Escoge la ropa adecuada según las condiciones atmosféricas. Mucha gente subestima la importancia del viento, sobre todo cuando son principiantes. Una simple brisa puede convertirse en una pesadilla cuando vas en bici. El viento puede hacer que tu salida en bici sea más dura de lo que pensabas.

6. Registra tus rutas de ciclismo y mejora tu rendimiento

Las apps de ciclismo te ayudan a saber cuánto has recorrido o si has hecho tu ruta favorita más rápido que la vez anterior.

7. Selecciona o crea tus rutas de ciclismo

Antes de empezar tu salida en bici, puedes buscar y seleccionar una ruta (también puedes hacer esto con las apps de Runtastic). Así encontrarás las mejores sugerencias para ir a pedalear.

Así que coge tu bici, disfruta del viento dándote en la cara y de los alrededores y ayudarás tanto a tu mente como a tu cuerpo.